5 Razones por las que Viajar Solo al menos 1 vez en la Vida!

0
238

Mi primera experiencia de viajar solo fue con 17 años, con una pila de maletas repletas de ropa, mucha ilusión y ni idea de en lo que me estaba metiendo, así fue mi primer viaje sola que también fue mi primer viaje en avión.

Aterricé en el aeropuerto de Dallas, Texas, uno de los más grandes del mundo, donde una policía enorme que daba miedo reviso todo mi equipaje (sacando hasta mi peluche rosa) y me hizo un cacheo muy desagradable.  

Sin yo entender palabra de inglés y con una conexión muy corta para mi segundo vuelo a Memphis,  pase por todas las fases de impotencia y desesperación.

Por supuesto me perdí en el aeropuerto y acabe encerrada en un baño llorando desesperada sin saber qué hacer, las cosas mejoraron cuando conocí a un “Cowboy”, como los de las películas, que aunque no entendía una palabra de lo que decía. Revisó mi tarjeta de embarque y me acompaño a la puerta de embarque de mi segundo vuelo. Hay gente maja en todas partes.

Este viaje sola fue sin duda de las mejores decisiones de mi vida, aprendí mucho sobre mis capacidades y a manejarme sin miedo en circunstancias contrarias y también, porque no, a reírme de mi misma y seguir adelante.

Te doy 5 razones por las que debes viajar solo, al menos una vez en la vida:

¡Hora de Conocerte!

¡Y vaya que si te conoces, viajando solo!

No solo tienes cantidad de tiempo contigo mismo, sino que además no te queda otra que mirar un poco hacia dentro. En nuestro día a día vamos a toda velocidad sin tiempo para nada, sin embargo las vacaciones son una oportunidad para pararse y pensar en lo que quieres hacer o en lo que quieres cambiar de tu vida. Si además estás solo, no te queda otra.

conocete a ti mismo

En muchas culturas, viajar solo se considera una experiencia espiritual necesaria. Por ejemplo los walkabout de los indígenas Australianos que debían emprender un viaje, como adolescentes, de hasta 6 meses como para facilitar su transición espiritual hacia la madurez.

El conocido Camino de Santiago ha resultado para muchos, que lo han afrontado solos, un antes y un después y no en el aspecto religioso sino encontrándose a si mismo entre ampollas, caminos de tierra y seguramente lluvia.

Y es que, a veces, necesitas tiempo para pensar, para ahondar un poco más en tu persona y ver de que estas hecho realmente. Por otra parte al viajar solo te sorprendes a ti mismo con las cosas que eres capaz de hacer y antes pensabas imposible. “La necesidad obliga” Cuando no hay nadie más para sacarte las castañas del fuego, de pronto, ¡te creces!

¡Viaja Solo para Hacer Amigos!

Al principio, mola mucho!, por fin tienes tiempo para ti. Te sientas en un café con un libro y ves a la gente y la vida pasar. Es la felicidad, ¿verdad?

Solo que al cabo de unos días estas harto de ti mismo y necesitas interacción personal con otros. Y es que viajar solo no tiene porque significar estar solo el 100% del tiempo. Al revés es una oportunidad para conocer a otras personas y hacer nuevos amigos. Expandir tus horizontes.

Recuerdo un viaje que hice por USA y en medio de la nada (desierto de Nevada se considera la nada absoluta) me encontré con una carretera cortada que me obligaba a desviarme. Mientras esperaba que la policía nos indicará por donde seguir conocí a unos melenudos moteros que estaban viajando en sus Harley Davison.

Nos caímos bien y comenzamos a charlar, me contaron que hacían ese viaje todo los años y que cada vez era una experiencia distinta. Terminamos comiendo juntos en una sobremesa de esas eternas en las que las historias y las risas fluyen.

Algunos truquillos para conocer gente mientras viajas:

  • check
    Actúa como turista, no te cortes y pide ayuda e información, seguro conocerás gente interesante. El personal, por lo general, tiene ganas de ayudar a los que viajan solos.
  • check
    Ofrece hacer una foto. Es lo típico, rompe el hielo, e inicia una conversación con perfectos desconocidos.
  • check
    Alójate en hostales baratos, son un lugar perfecto para conocer gente interesante con ganas de disfrutar de la vida y con historias interesantes que contar.
  • check
    Lugares públicos con wifi. Todos los viajeros acaban buscando un local con wifi donde tomar algo y conectarse. Es un buen sitio para conocer gente.

En ocasiones viajar con otros hace que te cierres a conocer gente nueva, de alguna forma restringes tus posibilidades de hacer amigos.

Sobre todo no seas demasiado confiado y si algo o alguien te da mala espina, sal por piernas y rápido. Precaución ante todo cuando viajas single.

Libera el Estrés, disfruta la Libertad

En tu rutina diaria tus problemas te siguen a todas partes como una mochila de estrés. Al viajar en solitario puedes empezar de cero y "alejarte de todo" esto te da una sensación de libertad que disminuye tu estrés.

viajar solo

Viajar solo alivia el estrés de las siguientes maneras:

Aire fresco y el sol son un potente renovador de cuerpo y mente. El aire fresco aumenta el oxígeno en nuestra sangre y  nos da más energía junto con el sol son elevadores instantáneos de estado de ánimo evitando la depresión.

Jugar y relajarse son formas perfectas de disminuir la tensión. Viajas solo, tu decides que hacer; escalar montañas, deportes de aventura o simplemente sentarte en un banco a contemplar el anochecer, si haces cosas con las que  disfrutas, aliviarás el estrés.

Libertad. Vacaciones y más aún si estás solo significa nada de horarios, duermes cuando quieres, comes cuando quieres.... La libertad de hacer lo que te dé la gana.

Di Adiós a tu Zona de Confort.

Somos animales de costumbres y es sacarnos de ellas y sentirnos incómodos y fuera de lugar. Nos da miedo lo desconocido y nos aterran los cambios, es un mecanismo de protección de ser humano.

Aunque si ya has experimentado alguna vez ese gusanillo de emoción y nerviosismo cuando sales de tu zona de confort, seguro que estás dispuesto a repetir.

Está claro si siempre has viajado acompañado, hacerlo solo va a ser un continuo salir de tu zona de confort. Te vas a encontrar con situaciones que te hacen sentir incomodo, situaciones de aparente peligro, conocer gente “muy extraña”, comer alimentos muy peculiares, todo forma parte del encanto de un viaje en solitario.

Lo bueno es que esta ansiedad óptima que se produce cuando te sales de tu zona de confort está demostrado que es ahí donde tu productividad mental y rendimiento alcanzan su punto máximo.

Una vez que experimentes en tu viaje la sensación de salir de la zona de confort, te resultará más fácil lidiar con cambios nuevos e inesperados en tu día a día.

La buena noticia es que cada vez se hace más fácil salir de tu espacio de confort y  superar tus límites en el futuro. Te acostumbraras a ese estado de ansiedad óptima. A medida que te desafías a ti mismo, tu zona de confort se adapta, porque lo que era difícil y conllevaba ansiedad se vuelve más fácil a medida que lo repites.

Si quieres profundizar más aquí tienes un video muy interesante sobre este tema:

¡Te Cambiará para SIEMPRE!

Tuve la suerte que mi primer viaje solo fue a los 17 años y si, cambio mi vida totalmente, cambio mi forma de ver y apreciar a mi familia, mi forma de afrontar el trabajo y sobre todo mi forma de verme a mi misma y mis capacidades.

Cualquiera que viaje solo te lo confirmará lo maravilloso, cambiante y liberador que es. Aprenderás tus mejores lecciones de vida gracias a viajar sin compañía. Cambiarás como persona y te  fortalecerás. Ya nunca necesitaras depender de otros, serás el verdadero dueño de tu destino.

Conocer gente nueva se convertirá en algo habitual y eso te enseñará rápidamente a nunca conformarte con menos. Establecerás tu propia tribu, una mezcla maravillosa de viejos y nuevos amigos.

Lo mejor es que esta magia comienza a funcionar desde el primer día, desde el momento en que inicias tu viaje en solitario. Todos y cada uno de los días que navegas por el mundo como caminante solitario aprenderás tanto, no solo sobre los demás sino también sobre ti mismo.

Lo peligroso es que te puede gustar tanto viajar a tu aire, sin nadie más, en soledad, que de pronto los viajes en grupo sean insufribles y un horror del que salir huyendo.

Viajar es una adicción en sí mismo. Pero la libertad que obtienes cuando viajas tu solo es simplemente diferente. Ir a tu propio ritmo y no sentirte culpable al respecto,  la fuerza y la confianza que descubres en tu interior. Es una forma de viajar, unica y de alguna forma relajante que seguramente querrás experimentar una y otra vez.

¿Has viajado solo antes? ¿Qué te inspiró a dar el paso? O ¿No te atreves todavía? ¿Qué te lo impide?

5 Razones por las que Viajar Solo al menos 1 vez en la Vida!
4.8 (95%) 4 votes

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here