Descubre los mejores miradores de Lisboa

0
274
miradores-lisboa

Construida entre siete colinas, Lisboa es una de las ciudades más peculiares y originales del mundo.

Centro de los viajes hacia las Américas en la Edad Media, la capital de Portugal siempre ha mirado hacia el mar, pero también ha construido todo tipo de templos, de monumentos y de edificios dignos de admirar, así como sus calles empinadas y sus fachadas llenas de color y de dinamismo.

Como decíamos, Lisboa es una ciudad que hay que saborear poco a poco. Conviene salir a recorrerla con calma y disfrutar de cada detalle.

Por tanto, un buen modo de hacer turismo en la capital lusa es visitar los mejores miradores que hay en la misma, descubriendo así no solo lo que desde allí se ve, sino los alrededores de bellos barrios lisboetas.

1. Mirador Porta do Sol

Uno de los miradores más afamados y visitados de Lisboa es el de Porta do Sol (puerta del sol).

El nombre no está puesto por casualidad, sino que este es uno de los mejores puntos de la ciudad para divisar el amanecer.

miradores lisboa

Si quieres acceder en transporte público, lo mejor es llegar en las líneas de metro 12 y 28.

Podemos garantizarte que la visita vale la pena, además, tendrás también una vista excelente de algunos de los barrios más bellos de esta ciudad, como las casas blancas de la Alfama.

No te olvides tampoco de descubrir la iglesia de Santa Luzia, justo al lado del mirador, así como de tomar algo en la cafetería de esta plaza.

2. Mirador San Pedro

Otro mirador muy recomendable en Lisboa es el de San Pedro de Alcántara, en el jardín con el mismo nombre.

Se encuentra en el Barrio Alto y entre sus atractivos, además de sus formidables vistas al centro histórico, a la catedral de Sé, el Puente Vasco de Gama o al Castillo de San Jorge, se encuentra el poder pasear por sus fantásticos jardines.

san pedro mirador

Además, también hay catalejos con los cuales, tras echar una moneda, podemos divisar la ciudad con mayor detalle.

Además, si lo visitas en verano puedes encontrarte con todo tipo de música en directo. Sin duda, un aliciente más para visitar este lugar tan privilegiado.

3. Mirador de Gracia

Si el mirador de la Puerta del Sol era sensacional para contemplar el amanecer, el mirador de Gracia (o Graça en portugués) es fantástico para maravillarse con el atardecer.

Los jóvenes lisboetas lo saben bien y llegan aquí a diario con sus parejas o con sus amigos. También es uno de los más frecuentados por los turistas y puedes llegar hasta él con la línea 28 del tranvía que para muy cerca de allí.

Si lo buscas en guías de viaje muy actualizadas tal vez te salga con el nombre de mirador de Sophia de Mello Breyner Andresen, pues es su nombre oficial como homenaje a esta poetisa. Pero popularmente siempre será el mirador de Gracia, y así es como te lo indicarán los lisboetas.

mirador de graca lisboa

Por otra parte, está cerca del Castillo de San Jorge, con lo cual puedes aprovechar para visitarlo también, normalmente antes, y acabar la tarde tomando algo en la cafetería de este mirador, que además tiene muy buenos precios.

Entre lo más impresionante que puedes divisar desde este mirador se encuentra el propio Castillo de San Jorge, así como el Convento do Carmo o el Elevador de Santa Justa.

4. Mirador del castillo de San Jorge

El propio Castillo de San Jorge es, en sí mismo, un fantástico mirador de esta ciudad.

Su situación, en lo más alto de la zona vieja, hace que sea fantástico en horas clave como el amanecer o el atardecer, especialmente desde lugares como las torres del Castillejo.

castillo san jorge mirador

La entrada al recinto es de pago, 7,5 euros para adultos, aunque hay algunos descuentos. Además, no cierra hasta las 21 horas desde los meses de marzo a octubre, por lo que tanto en primavera como en otoño podrás ver el atardecer allí sin problemas.

5. Mirador Santa Lucía

Dentro del famoso barrio de Alfama, encontramos el bello mirador de Santa Lucía que se caracteriza por su romanticismo y también, hay que reconocerlo, por cierto ambiente decadente que, por otra parte, es muy propio de Lisboa.

Es un lugar donde los pintores acuden para inspirarse y donde los enamorados pasan largas tardes de romance y confidencias.

lisboa-mirador-santa-lucia

Al lado mismo podrás visitar la iglesia de Santa Lucía. Además, tendrás las mejores vistas de la Cúpula de Santa Engracia así como las iglesias de San Esteban o San Miguel. Sin olvidar la inmensidad del Tajo en todo su esplendor.

También conviene pararse a ver una curiosa pared de azulejos en la que está representa la batalla con la que los cristianos tomaron el castillo de San Jorge, así como una representación de la Plaza del Comercio antes de ser destruida, junto a gran parte de la ciudad, en el devastador terremoto de 1755.

6. Mirador Santa Catarina

Otra de las zonas más concurridas por la gente joven y por todo tipo de turistas que llegan a Lisboa es el Mirador de Santa Catarina.

Allí es casi imposible aburrirse con la gran cantidad de artistas callejeros, gente tomando algo, músicos tocando y mucho más que te podrás encontrar.

Además, en verano acoge también todo tipo de conciertos por la noche.

Santa Catarina Lisboa

La mejor forma de llegar hasta él es mediante el elevador de Bica. Y una vez allí, el Tajo se nos presentará con toda su belleza, así como los populares barrios de Lapa o San Paulo, o el hermoso Puente 25 de Abril.

7. Mirador Senhora do Monte

Si preguntamos a la gente local, es muy probable que destaque el mirador de Senhora do Monte como uno de sus preferidos.

La verdad es que motivos no le faltan. Está situado encima de una antigua ermita y desde él tendrás una de las vistas más altas de Lisboa.

miradouro-senhora-do-monte

Es muy recomendable en el atardecer donde el sol da unos colores y una imagen única de toda la zona.

Desde él, las vistas hacia lugares emblemáticos como el Castillo de San Jorge, el casco histórico o la iglesia de Santa Gracia son formidables.

Además, unas coquetas baldosas te recordarán que Lisboa espera por ti.

Además...

Muchos de los miradores de Lisboa están ubicados, como es lógico, en alguna de sus siete colinas. No obstante, todavía hay otros que podremos descubrir sin tener que subir a ninguna de ellas.

De este modo, en el barrio de Belém destacan dos especialmente recomendables.

  • TORRE DE BELÉM

Uno se encuentra dentro de la propia Torre de Belém, cuya visita es algo obligado para todo visitante a Lisboa. Además, su acceso los domingos es gratuito.

  • MONUMENTO A LOS DESCUBRIMIENTOS

El otro es el Monumento a los Descubrimientos, que es más alto y cuya entrada, además, resulta más económica. Desde sus alturas destacan las vistas del Puente 25 de Abril, el río Tajo o el Monasterio de los Jerónimos. No te lo pierdas.

  • ELEVADOR SANTA JU​​​​STA

En la misma línea, el elevador de Santa Justa también se encuentra en una zona baja de la ciudad, pero ofrece excelentes vistas gracias a sus 45 metros de altura.

Por si fuera poco, tiene un original estilo neogótico. Subir al mirador cuesta 1,5 euros, mientras que el ascensor tiene un precio de 5 euros.

  • RUA AUGUSTA

Uno de los miradores más modernos de Lisboa es el de la Rua Augusta. Se construyó en 2013 y ya goza de gran popularidad entre locales y visitantes.

Es formidable para otear toda la Plaza del Comercio, así como el Castillo de San Jorge, la Rua Augusta o la propia catedral de Lisboa.

  • MIRADOR PENHA DE FRANCA

Algo más alejado del centro de la ciudad se encuentra el mirador de Penha da Franca. Tal vez no sea tan visitado como otros por su relativa lejanía y porque tras llegar en el metro Arroios hay que caminar unos 20 minutos hasta él, pero una vez que se llega las vistas merecen mucho la pena.

Aquí, caminar se convierte en un placer y pararse a divisar el horizonte es una maravilla.

  • MIRADOR PARQUE EDUARDO VII

Si te apasionan las vistas con grandes jardines y con la ciudad y el río Tajo al fondo no debes perderte el mirador del Parque Eduardo VII.

Se encuentra en el punto más elevado del mismo, justo al lado de la famosa Plaza Marqués de Pombal. Visitar Lisboa es adentrarse también en sus parques y palacios y este es uno de los más espectaculares.

  • MIRADOR DE ROCHA DO CONDE DO ÓBIDOS

También algo alejado del centro, y muy interesante precisamente por eso, encontramos el mirador de Rocha do Conde do Óbidos.

Está rodeado de zonas verdes y desde él podremos ver casi toda Lisboa. Además, en sus alrededores encontraremos otros lugares atractivos como el Museo Nacional de Arte Antiguo o la Casa de América Latina, que siempre tiene una agitada agenda cultural.

Lisboa, como puedes ver, es una ciudad para descubrir desde las alturas. Sus formidables miradores son sensacionales para verla desde todos los puntos posibles, para admirar el amanecer o el atardecer o para relajarse tomando algo junto a algún ser querido.

Esta última vez que fuimos a Lisboa, decidimos ir en coche ya que teníamos pensado visitar a unos familiares a mitad de camino y, sinceramente, que nos pareció la forma más cómoda ya que las autopistas están bastante bien.

Además contábamos con el sistema viat con el que no tuvimos que detenernos en los peajes, sino que un aparato instalado al lado del retrovisor central registraba el paso por el telepeaje y lo cargaba a nuestra tarjeta bancaria asociada. Super easy!!

​Si te ha gustado ester artículo, no te pierdas el de los consejos para viajar a Lisboa.

Tours gratuitos, cómo moverte por el centro, ¿Hotel u hostal?, qué comer...Y mucho más! Click aquí.

Descubre los mejores miradores de Lisboa
Puntúame!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here