. ≫21 lugares que ver en la ciudad de Córdoba Saltar al contenido
PlanificaElViajePerfecto!

Qué ver en Córdoba

Puente Romano de Córdoba con la Mezquita al fonfo

A la pregunta qué ver en Córdoba se le puede dar una simple respuesta. Todo, calle por calle y disfrutando de cada momento.

Córdoba es una ciudad vibrante, ubicada en el corazón de Andalucía en el sur de España, famosa por sus espectaculares monumentos y siglos de rica historia.

Como antigua capital del reino árabe de Al-Ándalus, Córdoba está llena de cultura, arte y música, lo que la convierte en un destino ideal para cualquier viajero.

Con sus raíces moriscas, antiguas estructuras romanas y una mezcla de culturas, Córdoba ofrece una gran cantidad de experiencias culturales únicas y lugares para explorar.

Monumentos singulares, plazas, callejuelas, fiestas, buena gastronomía y un ambiente fantástico te esperan en Córdoba, una de las 15 ciudades españolas declaradas Patrimonio de la Humanidad.

Panorámica del Puente Romano, Mezquita Catedral de Córdoba y Torre de la Calahorra

En esta publicación de blog, daremos un vistazo a 21 lugares que aconsejamos visitar en la ciudad de Córdoba. Los puedes ver por tu cuenta, a tu ritmo y sacando las entradas que necesites, para ver en más profundidad alguno de ellos.

Desde la Mezquita-Catedral de Córdoba hasta las ruinas de Medina Azahara, estas atracciones seguramente brindarán una experiencia memorable y única para los visitantes de la ciudad.

  • También tienes dos opciones una gratuita y otra de pago para ver la ciudad:

Free Tour por Córdoba: visita gratuita guiada por la ciudad de dos horas de duración. Hay que reservar con tiempo.

Verás los monumentos más emblemáticos  como el Puente Romano, el Alcázar de los Reyes Cristianos, la Puerta de la Luna, la Sinagoga, el Zoco, el Antiguo Hospital de Agudos o la Mezquita Catedral, donde finaliza el tour.

Tour de Córdoba al completo con entradas: En este tour recorrerás el centro histórico de Córdoba y te adentrarás en sus lugares imprescindibles: la Judería, el Alcázar de los Reyes Cristianos y la Mezquita-Catedral. La duración es de 4 horas.

Índice

Mezquita-Catedral de Córdoba

Una de las atracciones más famosas y de visita obligada es la Mezquita-Catedral de Córdoba, llamada habitualmente la Mezquita de Córdoba.

Esta pieza arquitectónica icónica es uno de los lugares de culto más singulares del mundo y es un testimonio de la larga historia de intercambio religioso y cultural de la ciudad, donde los estilos gótico, barroco, renacentista y mudéjar se fusionan para crear un monumento único.

Construida en el siglo VIII, la mezquita se convirtió en catedral en el siglo XIII, creando una impresionante combinación de arquitectura islámica y católica.

La mezquita se construyó sobre el derribo de la iglesia visigoda de San Vicente.

Los visitantes pueden disfrutar del espectacular interior, que cuenta con 11 naves longitudinales y 12 transversales formadas por un impresionante entramado de 856 columnas de granito, mármol y jaspe, unidas por 365 arcos dobles de herradura, inspirados en los acueductos romanos.

Cuenta también con un mihrab y un minbar ricamente decorados.

El minbar es el lugar donde se sitúa el imán en la oración más importante para los musulmanes, la de los viernes a mediodía y el mihrab es un nicho que marca hacia dónde deben mirar los fieles cuando rezan, siendo el punto más importante de la mezquita.

Puedes subir los 203 escalones de su campanario, que tiene 93 metros de altura y desde allí contemplar la grandiosidad de la mezquita y la ciudad de Córdoba.

Puedes hacer la visita por tu cuenta o contratar una visita guiada, que es recomendable.

Aquí puedes comprar la entrada: visita guiada a La Mezquita

Plaza de la Corredera

Después de recorrer la Mezquita-Catedral, el segundo lugar a visitar en Córdoba es la Plaza de la Corredera.

Ubicada en el corazón de la ciudad vieja, esta espaciosa plaza es el lugar perfecto para relajarse y disfrutar del ambiente de la ciudad.

Una plaza construida al más puro estilo castellano es la única de este tipo en Andalucía y está considerada como una de las más bonitas de España.

Mientras estés allí, asegúrate de contemplar las vistas de los grandes arcos que bordean los lados de la plaza, o disfruta de la actuación de uno de los muchos artistas callejeros que frecuentan la zona.

Plaza de la Corredera. Fuente:memoranda.canalsur.es

También hay numerosos cafés y restaurantes, donde podrá disfrutar de tapas tradicionales de la gastronomía cordobesa.

Si buscas restaurante en Córdoba en la Plaza de la Corredera y alrededores aquí tienes unos cuantos donde elegir.

¡El mejor lugar para probar el famoso salmorejo cordobés, el flamenquín cordobés o las berenjenas fritas con miel de caña!

Por las noches, las luces que bordean la plaza le dan un ambiente romántico y la convierten en el lugar perfecto para terminar el día.

Puente Romano

El Puente Romano de Córdoba es una visita obligada para cualquiera que visite la ciudad.

Este puente fue construido en el siglo I a. C. y se cree que es el puente romano más antiguo del mundo.

El puente está hecho de piedra caliza y tiene casi 331 metros de largo y 9 metros de ancho.

Es un gran ejemplo de la ingeniería romana y es un testimonio de su destreza en arquitectura.

El puente ha sido restaurado muchas veces a lo largo de los siglos y todavía lo usan los peatones en la actualidad.

Las vistas desde el puente también son impresionantes, haciendo de esta una experiencia inolvidable para cualquier visitante.

Es también uno de los símbolos de Córdoba y forma una de las imágenes más famosas de la ciudad, la imagen del Puente Romano, el río Guadalquivir y la Mezquita-Catedral al fondo.

La Puerta del Puente 

Originalmente formaba parte de la muralla que rodeaba la ciudad, conocida en la Reconquista como Puerta de Algeciras, por ser la vía de entrada sur a Córdoba.

En el siglo XVI, Hernán Ruiz III hizo una importante reforma debido a que el rey Felipe II visitó la ciudad, dándole el aspecto monumental que vemos hoy. 

Actualmente, la Puerta del Puente es un monumento a visitar. 

El público tiene acceso a una sala de exposición permanente que muestra su historia a través de textos e imágenes cuidadosamente seleccionados, así como acceso al Mirador en la parte superior, desde donde se pueden ver Impresionantes panorámicas. 

La Torre de la Calahorra 

En el extremo sur del Puente Romano se levanta la Torre de la Calahorra de Córdoba.

La Torre de la Calahorra es un edificio islámico construido a mediados del siglo XII.

Era un enclave fortificado y aislado en la margen izquierda del Guadalquivir, cerca del puente romano, para controlar el acceso al mismo.

Calahorra significa (qala’at al-hurriya) «Fortaleza libre”

Fue utilizada para el control de paso y defensa desde su construcción.

A principios del siglo XX fue declarada monumento histórico artístico.

Tras diferentes usos, hoy en día es el Museo Vivo de al-Ándalus, que nos muestra la convivencia entre las diferentes culturas:

  • judía
  • cristiana y
  • musulmana

Estatuas del Arcángel San Rafael

San Rafael es tan venerado por los cordobeses que mucha gente lo confunde con el patrón de Córdoba. Sin embargo, esta distinción corresponde a San Acisclo.

Sin embargo, la devoción popular de la ciudad por los nombres más comunes de sus habitantes se ha manifestado en forma de monumentos al Arcángel San Rafael, ubicados en plazoletas o en torres conocidas como «triunfos».

Los visitantes a menudo se sorprenden por el total de diez «triunfos» repartidos por toda la ciudad. Estas esculturas son expresiones de devoción popular..

La más antigua se encuentra en el puente romano. Su autor es Bernabé Gómez del Río, escultor que desarrolló gran parte de su carrera en Córdoba. 

Datada en 1651, esta pieza fue colocada en el parapeto del puente romano para que pudieran ser bendecidos todos os que salgan o entren por el mismo. 

Es habitual que los vecinos del Campo de la Verdad (barrio de la ciudad de Córdoba, en el margen izquierdo del Guadalquivir) y ciudadanos de cualquier lugar de Córdoba, dejen velas y flores a sus pies como ofrendas.

Alcázar de los Reyes Cristianos

En séptimo lugar de nuestras recomendaciones de qué ver en Córdoba, se encuentra el Alcázar de los Reyes Cristianos.

Esta majestuosa fortaleza, construida en el siglo XIV en el sitio ocupado por una fortaleza romana, fue la residencia del rey Fernando y la reina Isabel, los Reyes Católicos, en los años que estuvieron liderando la campaña contra el Reino de Granada.

Aquí también es donde Cristóbal Colón solicitó la ayuda a los Reyes para comenzar su viaje, que al final culminó con el descubrimiento de América.

El edificio es un impresionante ejemplo de la arquitectura renacentista española, con sus características terrazas y balcones ornamentados.

Su interior es igual de impresionante, lleno de capillas ricamente decoradas y muebles opulentos.

Una visita al Alcázar es una visita obligada para cualquiera que quiera experimentar la grandeza del pasado de Córdoba.

Por el pasan muchas free tours y visitas guiadas.

La Judería

Ningún viaje a Córdoba estaría completo sin visitar la famosa judería de la ciudad.

Cientos de callejuelas estrechas y sinuosas conforman la hermosa Judería de Córdoba.

En estas calles y callejones encontrarás miles de rincones que te gustarán y la mejor manera de conocerlos es vagando por sus calles sin rumbo fijo, dejándose hipnotizar por increíble encanto.

Esta parte de Córdoba está llena de historia y cultura, con evidencias de las raíces judías de la ciudad que datan del siglo X.

Aquí, puedes explorar las ruinas de una sinagoga del siglo XIII y pasear por las estrechas callejuelas bordeadas de edificios pintorescos.

No te pierdas la hermosa Casa de Sefarad, un museo dedicado a la vida judía en Córdoba, y el barrio judío de la ciudad, que también alberga una variedad de festivales durante todo el año.

Calleja de las Flores

Una de las fotografías más típicas de un rincón del centro histórico de Córdoba es la protagonista de este tema, sin duda uno de los lugares más bellos y turísticos de la antigua ciudad califal.

Ubicado en el centro de la ciudad, la Calleja de las Flores también conocida como el Callejón de las Flores es uno de los sitios más hermosos de Córdoba.

El callejón está bordeado por una variedad de flores aromáticas y una exuberante vegetación, lo que lo convierte en uno de los lugares más románticos de la ciudad.

Los visitantes pueden dar un paseo tranquilo por el callejón y disfrutar de la belleza de las flores y las plantas.

La Calleja de las Flores es el lugar perfecto para tomar un momento de descanso en nuestra visita a Córdoba y disfrutar de un momento de paz.

La Muralla y sus Puertas

Durante siglos Córdoba ha sido una ciudad completamente amurallada.

Entrando en la Judería por estas puertas, te sentirás transportado a esa época de gloria y esplendor.

Además, junto a los numerosos lienzos que se han conservado en la muralla, se han creado agradables paseos adornados con fuentes, estanques y flores, que hacen del paseo un placer.

¡Encanto del pasado vivido en el presente!

Palacio de Viana

El Palacio de Viana es un ejemplo espectacular del estilo arquitectónico hispano-morisco.

Construido a principios del siglo XVI, este impresionante palacio fue la residencia de los duques de Viana y ahora es un museo lleno de obras de arte y armas históricas.

Los visitantes también pueden explorar los lujosos jardines y sus 12 espectaculares patios, así como la hermosa capilla.

La visita al Palacio de Viana es una visita obligada cuando se recorre la ciudad de Córdoba.

Iglesia de Santa Marina

La Iglesia de Santa Marina es una de las construcciones más bellas de Córdoba, construida al estilo tradicional español.

Situada cerca de la Plaza de San Fernando, la iglesia fue construida en el siglo XVI y es conocida por su impresionante fachada.

En el interior, encontrarás decoraciones ornamentadas de estilo barroco y renacentista, así como algunas obras de arte y frescos fascinantes.

La iglesia también alberga un museo que presenta una colección de objetos religiosos, incluida una pintura de la Virgen María que se cree que fue pintada por el artista Bartolomé Esteban Murillo.

La Iglesia de Santa Marina es sin duda una visita obligada para cualquiera que visite Córdoba.

Iglesia de San Lorenzo

Esta Iglesia, construida sobre una mezquita que a su vez reemplazó a una iglesia visigótica, pertenece a las llamadas fernandinas y está situada en el barrio de San Lorenzo, al que da nombre.

Las iglesias llamadas fernandinas que hay en Córdoba son 12 y son aquellos templos que se construyeron en Córdoba por mandado de Fernando III el Santo, tras la conquista de la ciudad en el año 1236.

La Iglesia de San Lorenzo de Córdoba fue declarada Bien de Interés Cultural en el año 1985.

Aquí se encuentran 3 famosas Hermandades de Córdoba:

  • La Entrada Triunfal popularmente conocida como «La Borriquita»,
  • Ánimas
  • El Calvario.

Iglesia de San Agustín

Situada cerca de San Lorenzo, la construcción original de la iglesia data de 1328 y, como muchas de sus iglesias, las intervenciones barrocas cubren la obra medieval. San Agustín es una de las joyas del barroco en España.

La fachada principal es fruto de aportaciones de los siglos XVI y XVII, formando un interesante conjunto de arcos y columnas corintias con frontón partido que contiene la famosísima imagen de Nuestra Señora de las Angustias, obra de Juan de Mesa realizada en el siglo XVII.

Iglesia de San Rafael

La Iglesia de San Rafael está ubicada en el barrio de San Lorenzo y tiene rango de Basílica Menor, otorgado por el papa Benedicto XVI.

Está ubicada en el lugar donde se cree que el arcángel San Rafael se apareció al padre Roelas en el año 1578, para jurarle que custodiaría la ciudad. De ahí la veneración del pueblo hacia el arcángel.

Ejemplo de gran originalidad por combinar un espacio longitudinal y circular, presenta la última fachada de estilo neoclasicista que se erige en Córdoba. Alberga a su vez, obras de gran calidad

Baños del Alcázar Califal

Los Baños Árabes en la ciudad española de Córdoba fueron un destino popular para el Califa y su familia, invitados y reuniones políticas.

Los baños presentaban ceremonias formales, relajantes baños de vapor y un patio con fuentes de abluciones rodeadas de palmeras.

Construidos en el siglo X por el califa cordobés al-Hakam II, formaban parte del antiguo Alcázar Andalusí que fue destruido tras la conquista de Córdoba en 1236 y se considera el último vestigio de la misma.

En octubre de 2006, los Baños Califales se abrieron al público en forma de museo. la visita se realiza a través de una serie de salas, entre las que se incluye una zona recepción, antiguos vestuarios, jardín andalusí, salón taifa, baño almohade y áreas de servicio.

Además de estar registrados como bien de interés cultural desde 1985, forman parte del casco histórico de Córdoba.

Plaza de Capuchinos

La Plaza de Capuchinos es una de las plazas más populares y famosas de la ciudad de Córdoba.

Sin pretensiones y sencilla, destaca por la ubicación del famoso Cristo de los Faroles y el Convento de los Dolores, y es una visita obligada para cualquier turista. Es una zona muy transitada del centro de Córdoba.

El Cristo de los Faroles (Cristo de los Desagravios y Misericordia) debe su nombre popular a que se encuentra iluminado por ocho faroles que le rodean y que simbolizan a cada una de las ocho provincias andaluzas.

Plaza del Potro

Ubicada en el corazón de la ciudad vieja de Córdoba, la Plaza del Potro es un lugar popular tanto para turistas como para lugareños.

La Plaza del Potro es una de las plazas que visitar en Córdoba que más frecuenta la gente local.

No se sabe si el nombre de la plaza es por un antiguo mesón en el que se vendían potros y mulas o por la fuente de la plaza.

El Potro de la Fuente mirando hacia el Guadalquivir, el custodio San Rafael guardando la Plaza, la Posada del Potro citada en el Quijote, el Museo de Bellas Artes y Julio Romero de Torres.

Mucha historia en una sola Plaza. ¡Tienes que verla!

También tienes terrazas de restaurantes y bares para disfrutar de una buena comida o unas buenas tapas.

Museo Arqueológico

Desde 1965, el palacio de estilo renacentista de la familia Páez de Castillejo alberga uno de los museos arqueológicos más completos de España: el Museo Arqueológico de Córdoba.

Es la institución encargada de la conservación, investigación y difusión de los restos materiales pertenecientes al patrimonio arqueológico la provincia de Córdoba y su capital, desde la prehistoria hasta Al-Andalus. 

Entramos de lleno a la Córdoba del Antiguo Imperio Romano. Descubriremos cómo se fundó la ciudad y cómo se vivía hace más de 2000 años mientras contemplamos piezas de gran valor histórico. 

En el Sótano del Museo nos encontramos con los restos del teatro romano de Córdoba, que en tiempos de del emperador Augusto se convirtió en el segundo teatro más grande del Imperio romano. 

El Museo Arqueológico de Córdoba, une en una misma institución y espacio, colecciones arqueológicas, un palacio del siglo XVI, un yacimiento arqueológico de gran tamaño, un edificio contemporáneo de nueva planta y la propia historia de la institución.

Sus numerosos patios y salones  recogen muestras de diferentes épocas y estilos arquitectónicos , metiéndonos de lleno en la historia de Córdoba.

Si preguntas qué ver en Córdoba, esta es una visita obligada para todos los amantes del arte y la historia.

Hay una visita guiada por el Museo Arqueológico muy interesante.

Horario de visitas: ver aquí.

Medina Azahara

Otra visita obligada es Medina Azahara.

Ubicado a las afueras de la ciudad, a unos 8 km, este sitio arqueológico fue una vez la residencia real de Abd ar-Rahman III, quien gobernó el Califato de Córdoba en el siglo X.

Durante su apogeo, fue un próspero centro de cultura y aprendizaje.

Todavía hay mucho que contemplar en Medina Azahara, incluido un palacio, patios amurallados, jardines y una mezquita.

Visitar este sitio es como dar un paso atrás en el tiempo, y bien vale la pena el viaje desde el centro de la ciudad, por algo está declarada como Patrimonio de la Humanidad.

También tiene una vista guiada, que se puede contratar con transporte incluido desde Córdoba.

Jardín Botánico

El Real Jardín Botánico de Córdoba, junto al río Guadalquivir, cuenta con 7,5 hectáreas de zonas ajardinadas donde podemos descubrir plantas y naturaleza de diferentes regiones del mundo en diferentes espacios, clasificadas científicamente para identificarlas y distribuirlas en diferentes colecciones.

Además de las colecciones que se encuentran en el Jardín Botánico de Córdoba, se ofrecen a los visitantes diferentes museos. Cada uno es diferente, como el Museo Etnobotánico, el Herbario COA, o el Museo Paleobotánico con fósiles de plantas de todas las edades geológicas.

Destaca por su importancia la gran colección de más de 120.000 fósiles del Período Carbonífero.

  • Horario de verano
  • Lunes cerrado
  • Martes a sábado de 10 a 14h
  • Domingos y festivos de 10 a 15h
  • Horario de otoño, invierno y primavera
  • Lunes cerrado
  • Martes a sábado de 10 a 17,30 h

Conclusión

La ciudad de Córdoba ha sido un destino popular para los viajeros durante siglos.

Córdoba tiene algo que ofrecer a todos, con su rico patrimonio, cultura diversa y ambiente vibrante.

Ya sea que estés buscando un fin de semana relajado o un viaje más aventurero, hay algo en Córdoba para ti.

Desde la histórica Mezquita hasta el impresionante Alcázar de los Reyes Cristianos, hay algo para explorar y disfrutar en esta encantadora ciudad.

Si estás buscando un destino con una rica historia y muchas atracciones, Córdoba es el lugar perfecto para visitar.

¡Córdoba no te decepcionará! y si alguien te pregunta qué ver en Córdoba, seguro que le sabrás contestar.